01 junio 2017

ORGANICA, 1

 
En los últimos tiempos se ha puesto de moda el termino orgánico para referirse a la comida producida de manera natural y limpia. Posteriormente se comenzó a usar en referencia a la iglesia.
Biológicamente hablando.  Lo orgánico se forma de manera natural en animales y vegetales. Mientras que lo inorgánico se forma por fenómenos físicos o químicos. Sencillamente hablando todo lo de origen natural es orgánico y lo inorgánico es artificial.
La iglesia organizacional por lo general tiene más elementos artificiales, más estructura, y más mecánica. La iglesia orgánica es más natural, menos estructurada, más dinámica. No estoy diciendo que la iglesia organizacional sea mala, pero sí creo que debería volverse más orgánica.
El Nuevo Testamento para referirse a la iglesia usa diferentes imágenes que dan la idea de orgánico. Por ejemplo: La iglesia es el cuerpo y Cristo la cabeza; Cristo es la vid verdadera y los creyentes las ramas; la iglesia es el rebaño y Cristo el buen pastor; y la iglesia es la familia y Dios el Padre. Todas las imágenes comunican la idea de una relación natural entre los creyentes y Dios. Entonces sin esa relación natural, una congregación sería un cuerpo muerto, una vid seca, un rebaño disperso, y una familia huérfana.
Por lo tanto, una iglesia orgánica no es necesariamente una sin edificio y sin organización, sino una con una fuerte conexión con la fuente de la vida que es Cristo.  Juan 1:4 refiriéndose a Cristo, el verbo, dice “En él estaba la vida y la vida era la luz de los hombres”. Si es cierto que la vida procede de la vida, una iglesia viva tiene que estar conectada a la fuente de la vida eterna. Si no lo esta es simplemente una organización humana que habla de asuntos religiosos. (Continua)
 

Leia Mais…

16 marzo 2017

JUGADORES CLASE A

Recientemente leí un artículo de Mitchell Harper, quien ha entrevistado más de 1,000 aspirantes para toda clase de posiciones.  Harper clasifica los entrevistados en tres grupos: A, B y C.

Los jugadores tipo A son los que trabajan duro, van en busca de lo extraordinario, se ganan el respeto de sus colegas y suben rápido.  Solo el 5% de la gente clasifica en este grupo.

Los jugadores tipo B son los que van en busca de lo bueno, no de lo mejor.  

Los C son los que se limitan a hacer solo lo suficiente para no tener problemas, no se meten en proyectos nuevos, y tienen poca responsabilidad.

Los jugadores tipo A prefieren contratar gente tipo A para aprender de ellos y hacer un mejor equipo. A los B les gusta contratar del grupo C, y evitan contratar del A porque temen ser superados. Y los jugadores tipo C no contratan a nadie porque son parte del montón, pero si les tocara contratar a alguien, aceptarían cualquier persona.

Comentando este articulo con un par de amigos, les pregunte qué implicaciones veían en el para la Gran Comisión y llegamos a la conclusión de que:

1.    La gente tipo A, que son el 5%, están involucrados en grandes negocios, la política, el deporte, el crimen internacional, y algunos están en el ministerio dirigiendo iglesias o ministerios grandes.

2.    El Apóstol Pablo era tipo A.

3.    Jesus, aunque era el mejor de la clase A, no se limitaría a lograr la gran comisión solamente con jugadores tipo A porque son minoría.

4.    El Señor Jesus desarrollo un sistema simple donde los A, B, y C pueden participar.

5.    Con el paso de los años la iglesia ha dejado el sistema de Jesus y ha creado uno donde se requieren jugadores tipo A para hacer la obra.

6.    Jesus y el apóstol Pablo usaban gente A, B y C. (1 Corintios 1:26-31)

¿Qué opina?

Leia Mais…